Si queréis el goce de visión tan grata
que la mente a creerlo terca se resista;
si queréis en una blonda catarata
de color y luces anegar la vista;
si queréis en ámbitos tan maravillosos
como en los que en sueños la alta mente yerra
revolar, en estos versos milagrosos,
contemplad mi pueblo, contemplad mi tierra.

Miguel Hernández

 

 


 

 

La mayor parte del patrimonio de la ciudad se encuentra en el llamado Casco Histórico de la ciudad. El Casco histórico de la ciudad fue declarado Conjunto Histórico Artístico en el año 1969, siendo uno de los primeros en ser declarado en España.

Conserva multitud de monumentos, cinco de ellos declarados Monumentos Nacionales, y otros declarados como Bien de Interés Cultural (B.I.C.), así como multitud de edificios eclesiásticos y civiles. Entre los que se intercalan: Iglesias, monasterios, conventos, ermitas o palacios, palacetes y casas burguesas de diversos siglos.

 

 


 

 

PALACIO DEL CONDE DE PINOHERMOSO

 

 

Conspicua familia de célebres actuaciones en las guerras de Sucesión y de la Independencia, siglos XVIII y XIX; los Pinohermoso encabezaron la nobleza del XVIII, creada por los Borbones, frente a la vieja aristocracia vinculada a la dinastía anterior. De la construcción primitiva tan sólo queda el recuerdo remodelado de la portada, renacentista (siglo XVI), con rica decoración heráldica familiar. El edificio fue propiedad de la Federación (Sindicato Agrícolas Católicos), la actual Caja Rural Central.

Edificio del siglo XVI totalmente reformado, situado en la plaza Marqués de Rafal. Poseía en su interior un precioso claustro gotico con arcadas ojivales. Destacan las fachadas principal y lateral sur. En su interior se halla la Biblioteca Pública Fernando de Loazes, el archivo histórico de Orihuela y el archivo municipal de Orihuela. Siendo estos dos últimos declarados Bien de interés Cultural. Asimismo contiene una interesante colección de pintura compuesta básicamente por retratos de diversos tamaños, del siglo XVII y siglo XVIII.

Es la sede de la Biblioteca Pública Fernando de Loazes. Se trata de la primera Biblioteca Nacional de ámbito público creada en nuestro país. Su creación vino de la mano del Patriarca de Antioquia, el Cardenal Fernando de Loazes en el año 1547 en el seno de la Universidad que estaba fundando. El papa Julio III por privilegio pontificio de fecha de 1552 creo la Universidad, concediéndole su Santidad Pío IV el rango de Universidad Pontificia.

 

La Biblioteca Pública del Estado, de Orihuela, fue una de las primeras bibliotecas de titularidad estatal que se creó en España (Real Orden de Isabel II, de 17 de diciembre de 1863).

Mención aparte merece su amplio archivo. En la Actualidad el amplio archivo histórico de Orihuela, proveniente en su mayor parte de la Real y Pontificia Universidad de Orihuela tiene la consideración de Bien de Interés Cultural, junto con el archivo del Reino de Valencia de conformidad con la ley valenciana de Archivos, merced a ser el segundo archivo más importante para la cultura Valenciana.

Suponen un gran conjunto de documentos tanto públicos como privados desde el siglo XIV hasta el siglo XX, incluyendo una importante colección de Protocolos notariales de los siglos XV al XIX. En él se albergan dos de los pocos incunables que se conservan en la Región Valenciana, hallándose un importante número en la Catedral de Orihuela y en el Seminario Diocesano de Orihuela.

A su vez posee parte de los documentos de la Gobernación de Orihuela, estando el resto en el archivo de la Corona de Aragón.

El actual edificio fue inaugurado en 1992, dependiente de la Conselleria de Cultura, Educación y Ciencia de la Generalitat Valenciana.

 

   

 

 


 

 

PALACIO DEL MARQUÉS DE RAFAL

 

   

 

Edificio rectangular con fachadas a la plaza Santa Lucía, Doctor Sarget y Plaza del Marqués de Rafal. Se encuentra situado frente al Palacio del Conde de Pinohermoso.

La fachada principal, situada en esta última, se caracteriza por la jerarquización de huecos, con dos puertas principales, balcones de forja con huecos rematados en frontones. Escudos heráldicos en la esquina del edificio y en las portadas. Construido en el siglo XVIII, aunque la fachada fue restaurada con posterioridad en 1915-1920.

 

 

 

Contiene en su interior interesantes obras pictóricas de diversos siglos desde el gótico hasta la actualidad, pasando por escuelas como la de Flandes del siglo XV o la española del siglo XVIII, así como obras escultóricas de diversos autores, entre los que destaca José María Sánchez Lozano. Contiene una interesante colección de tapices. Además posee una interesante biblioteca que incluye un importante archivo con protocolos notariales del siglo XVII.

La fachada principal cuenta con dos portadas de acceso. Una de ellas accede al patio del palacio y la otra a la escalera principal, que se encuentra decorada con objetos militares como una armadura y sables.

 

 


 

 

PALACIO HOTEL TUDEMIR

 

 

 

El antiguo Palacio de los Condes de Luna, hoy Hotel Palacio de Tudemir, está situado entre la calle Alfonso XIII, donde está la fachada principal, y la Acequia de Callosa. Su construcción se remonta a la mitad del siglo XVIII por iniciativa de Luis Roca de Togores y Moncada Rosell y Rocamora, Señor de Benejuzar. Es de los pocos palacios nobiliarios que ya en el siglo XVIII se construyen fuera del recinto amurallado de la ciudad.

Según Javier Sánchez Portas, historiador y antiguo directo de la Biblioteca cuando ésta se ubicaba en el Palacio "el edificio es uno de los ejemplos más representativos del Palacio nobiliario oriolano".

Tras diversos avatares a través del tiempo, en los que los bajos del palacio fue alquilado a diferentes usos, reservando los altos para residencia ocasional de los herederos de una rama de la familia, en 1940, Bernardina Roca de Togores y Télles-Girón, Condesa de Oliva, alquila el resto del edificio al Patronato Artístico de Orihuela, pasando a denominarse Palacio de Teodomiro, en donde se ubican un museo de Arqueología y Bellas Artes, así como la Biblioteca Municipal. Este nuevo uso provoca la realización de modificaciones en la estructura interna de la planta noble, donde cuatro grandes salones se convierten en una única y enorme estancia.

Así fue hasta el año 1992 en que el edifico es cerrado y abandonado definitivamente, y Biblioteca y Archivo son trasladados al Palacio del Conde de Pinohermoso.

Pero, además, en el lugar de emplazamiento del Palacio se han ido encontrando restos arqueológicos de épocas muy anteriores a su construcción, que han ido saliendo a la luz durante los trabajos de rehabilitación para realizar el Hotel Palacio de Tudemir. Así, se ha recuperado la única muestra de arquitectura gótica civil existen en Orihuela; enterramientos islámicos, mausoleos y estelas funerarias, algunas de ellas pueden ser visitadas en el Hall del hotel. A nivel de mobiliario se ha recuperado, entre otros, cerámica moderna de los siglos XVIII al XX con ollería y cantarería, cerámica islámica, monedas de finales del XVIII y principios del XIX, elementos expuestos hoy en día en el Museo Arqueológico de San Juan de Dios de Orihuela.

En todo lo que se ha podido, el actual Hotel Palacio de Tudemir ha recuperado, restaurado e insertado en su interior elementos originales pertenecientes al antiguo palacio. Entre ellos cabe destacar, el enorme arco carpanel que recibe al visitante nada más acceder al hall del hotel, y que enmarca el paso a la escalera principal.

Esta maravilla de piedra da paso a otra joya no menos espectacular por su belleza, con la que cuenta también el hotel. Se trata de una bóveda de planta octogonal bordeada por ocho vidrieras emplomadas que provocan diferentes juegos de luces, cambiantes a lo largo del día gracias a las distintas incidencias de los rayos solares, que terminan incidiendo a lo largo de las altas paredes de la escalera principal con reflejos de rojos, azules y amarillos. La bóveda también está adornada por coloridos frescos originales. En su conjunto, es un elemento que causa admiración en el visitante.

Pero hay que visitar en la planta superior los salones para encontrar otras maravillas como la Puerta de estilo Rococó del siglo XVIII y que a través de sus cristales deja ver un acertado "trampantojo" realizado, expresamente, por un artista actual que completa este marco de época.

 

 

 


 

 

PALACIO EPISCOPAL (Monumento Nacional)

 

El palacio del obispo, hoy en restauración, se prepara para ser museo sacro muy pronto. Se alzó el palacio en el solar del antiguo Hospital del Corpus, en funcionamiento desde el siglo XIV. En 1558 se habilitó como residencia episcopal, remodelada en 1732. Su fachada barroca denuncia influencias francesas; apenas se nos regala ornamentación alguna, salvo el encuadramiento de vanos y heráldicas del obispo Flores Osorio, durante cuyo pontificado (1733) se termina.

Este palacio barroco rompe con el esquema usual de los palacios dieciochescos de la ciudad. El edificio es de planta rectangular con fachada barroca del siglo XVIII con escasa decoración, únicamente presente en la puerta principal y en la parte superior de los vanos de las ventanas.

La fachada del edificio se puede dividir en tres tramos. El primero es el de la capilla del Loreto, que acoge en la planta baja dicha capilla dependiente de la Catedral, y en su planta alta se acogía la anterior fábrica de cera de la Cofradía del Loreto. El edificio fue reformado totalmente y en la actualidad acoge la capilla privada del Obispo, obra barroca decorada con molduras y pilastras con capiteles compuestos.

 

     

 

La segunda parte es la que se corresponde con la construcción del Obispo Flores Osorio. El edificio fue levantado en el siglo XVIII aprovechando algunos elementos anteriores como la escalera de mármol rojo cubierta por una cúpula renacentista. La decoración en la fachada sigue el esquema de los palacios barrocos del siglo XVIII, reduciéndose la decoración a los vanos (ventanas y puerta) siendo muy profusa en la portada, en cuyo dintel campea el escudo del Obispo Constructor. A la izquierda, entre la portada principal y la de la Capilla del Loreto, hay una pequeña portada renacentista, portada de la Curia, cuya única decoración se reduce al escudo del Obispo Almeida de Cartagena (siglo XVI). Dicha portada da acceso a un patio cuadrado con una escalera en piedra que se abre a su vez en dos. Destaca la rejería del edificio y la balconada, decorada con azulejería valenciana del siglo XVIII.

El tercer tramo se conoce como Palacio de Campo Salinas, por estar entre el Palacio Episcopal y el de los Condes de Campo Salinas. Es una construcción del siglo XVIII, exenta de toda decoración salvo en la rejería, obra de forja del siglo XVIII que reproduce los modelos de la rejería de la Iglesia de Santiago en su capilla de la Comunión.

 

   

 

En el interior posee un pequeño pero bello claustro de dos cuerpos de estilo barroco clasicista con grandes pilastras. Los ventanales de la planta noble están decorados con líneas a modo de frontón y de modo muy profuso. En el sobreclaustro se conservaban los retratos de todos los obispos de Orihuela.

En su interior destacan: la escalera de mármol rojo renacentista, con barandal de forja y cubierta por una cúpula; el salón del trono y el salón amarillo, donde merece ser admirados sus artesonado y lienzos antiguos anteriores incluso al siglo XVII.

 

 

 

Destaca a su vez la Capilla del Obispo, y varias estancias decoradas con viguería de madera.

Fue restaurado desde 1999 hasta 2003.

El Monumento fue declarado B.I.C. del patrimonio histórico español.

Este palacio se encuenta situado en la calle Ramón y Cajal "calle Mayor, frente a la Catedral.

 

 

 


 

 

PALACIO DE LOS CONDES DE LA GRANJA

 

Palacio barroco, con una clara jerarquización de huecos e interesante portada. Conserva en su planta noble colecciones de mobiliario, pintura relojes, etc.

Antigua casa solariega de los Rocamora, situada en la plaza Via Manuel. Su primera construcción es antiquísima, del último tercio del siglo XIII, pero el actual edificio fue reconstruido en la segunda mitad del siglo XVIII (1757) ya que quedó muy deteriorado tras la Guerra de Sucesión.

 

 

 

Originariamente fue palacio del marqués de Rafal, primera mansión de la gobernación oriolana. Sus caballerizas se han convertido hoy en salas de audición musical y de exposiciones; sus bajos techos y su tosca piedra arenisca la confieren un muy noble cuño. Parte de las dependencias de la casa están preparadas para visita pública; merece ser aprovechada la ocasión para conocer el interior de la vida doméstica y el mobiliario (del XVII al XIX) de las añejas familias oriolanas; podemos contemplar una selecta representación pictórica de autores de la talla de Federico Madrazo, Francisco Bayeu, Lucas Giordano o Bassano. También conserva importantes colecciones de cerámica y relojes.

Conserva la fachada de arquitectura civil barroca más importante de la ciudad. Destaca también su escalera con barandal de forja y zócalo de azulejería valenciana.

El palacio posee en su interior dos patios o jardines. Así mismo, posee una gran colección de arte, constituyéndose como una de las mejores colecciones de retratos de toda la provincia de Alicante con óleos desde el siglo XVII hasta el siglo XX. Además posee una excelente colección de pintura religiosa con obras desde el siglo XVII hasta el siglo XX.

Entre las que destacan obras atribuidas a Bassano, y obras de Vicente López Portaña, Federico de Madrazo, José Sánchez Lozano, etc. A su vez posee una importante colección de tapices algunos de ellos diseñados por Zuloaga. Destaca también su escalera con barandal de forja y zócalo de azulejería valenciana del siglo XVIII y el conjunto de la rejería del palacio. Posee la única silla de mano de toda la Comunidad Valenciana, obra tallada en madera, dorada y policromada, del siglo XVIII. Posee una gran colección de sables, espadas, relojes, etc.

 

 
     
 

 

El palacio posee una única portada de acceso o principal. Su diseño y construcción se atribuye al arquitecto castellonense Jaime Bort y Meliá que por la época de su construcción trabajaba en la vecina Iglesia de Santa Justa y Rufina. La misma se divide en dos cuerpos. Fue trazada con líneas clasicistas a modo de frontón partido por un gran ventanal del palacio. Ambos lados de las curvaturas del frontón están decorados por dos esculturas. Toda la portada está decorada con motivos antropomorfos y vegetales.

Desde el balcón principal de este palacio, llamado también de Vía Manuel, fue proclamado rey de España en 1706 el candidato de la casa de Austria, el Archiduque Carlos, durante la Guerra de Sucesión, a pesar de que nunca llegó a tomar posesión del trono como monarca español debido a su derrota en la guerra.

"El ennoblecimiento de la familia Rocamora, iniciado en el siglo XIII, se acelera en el XV con la adquisición de la baronía de la Granja y, más tarde, con las de La Puebla, Benferri, Benimira, Rafal y otras. Felipe III le concede el Condado de la Granja y Felipe IV, el marquesado de Rafal, El proceso de ennoblecimiento de la familia culminará en 1790 con la obtención de grandeza de España de primera clase."

 

 


 

 

PALACIO DEL MARQUÉS DE ARNEVA

 

En este palacio dieciochesco se ubica la actual sede del Ayuntamiento desde 1973. Su gran escudo heráldico en el chaflán no oculta el señorío de los marqueses de Arneva; es la única esquina con nombre propio en Orihuela: la popular "esquina del Pavo", que separaba espacialmente dos conceptos sociales de la ciudad: el del Rabaloche y el de "allá abajo" (en alusión al centro de rancia alcurnia).

 

   

 

Este palacio barroco, con clara jerarquización de huecos, en uno de sus laterales conserva el escudo del antiguo pósito. Asimismo, destaca el escudo nobiliario de la esquina del Palacio, de la casa del Marqués de Arneva. En su interior posee un amplio zaguán dividido en dos partes por un gran arco que posee diversos escudos nobiliarios tallados en piedra. Dicho zaguán acaba en la escalera principal del edificio realizada en mármol rojo. Dicha escalera se encuentra cubierta por una gran cúpula decorada con frescos que reproducen arquitectura fingida polícroma. En las pechinas de la misma conserva frescos con escudos nobiliarios de la familia.

El muro principal de la escalera está decorado con un gran lienzo de un retrato ecuestre del siglo XVIII. Conserva en su interior interesantes obras pictóricas entre las que destacan las de autores como Joaquín Agrasot o Eduardo Vicente.

Destaca la sala oriol donde se conserva la Real y Gloriosa Enseña del Oriol, bandera linguada, smbolo de la ciudad de Orihuela, del siglo XV y el libro de los Privilegios de Orihuela, la bandera del Caballero Cubierto (bandera linguada, bordada en oro en el siglo XX que porta bordado el lema de la ciudad otorgado por el Rey Pedro IV en el siglo XIV "Semper Prevaluit ensis Vester".

Destaca también obras de orfebrería como las mazas del ayuntamiento, delicada obra de platería del siglo XVIII. Además en dicha sala cuelgan algunas retratos de Joaquín Agrasot como el del Ministro "Trinitario Ruiz Capdepón" o el de su hijo "Trinitario Ruiz Valarino", concejal de la ciudad de Orihuela.

Albergaba en su archivo valiosísimos documentos fechados ya en el siglo XIV, depositados hoy en el Archivo Histórico de Orihuela, situado en la Biblioteca del Estado de Fernando de Loazes.

 

 

 

Actualmente es la sede Principal del Ayuntamiento, del Pleno y de la Alcaldía desde la etapa española de la transición democrática. Antiguamente la sede del Ayuntamiento, del Pleno municipal y de la Alcaldía se encontraba en un edificio situado en la Plaza Nueva junto a una de las actuales oficinas de correos de Orihuela, ocupando ese terreno en la actualidad un edificio de viviendas y bajos comerciales.

Está situado en la calle Marqués de Arneva.

 

 


 

 

PALACIO DE RUBALCAVA

 

 

 

 

Su construcción se terminó a principio del siglo XX (en los años treinta) aunque tiene algún añadido posterior.

El edificio es totalmente exento, ocupando una manzana completa. Consta de tres plantas principales con pequeñas entreplantas en zonas concretas. Originalmente la planta baja estaba ocupada por un despacho, vivienda de los caseros y cocheras. La primera planta la ocupan toda una serie de ostentosos salones, que constituyen la zona principal del palacio, en ella también se encontraba la cocina principal. En la segunda planta se hallan los dormitorios y en una entreplanta una segunda cocina.

Dos jardines con verja de hierro, sobre muros de mampostería, contribuyen a aislar el edificio del exterior, a la vez que proporcionan zonas de recreo, con fuentes y bancos de azulejos y hierro forjado.

Se construyó imitando el esquema de los palacios barrocos oriolanos. Desde un zaguán iluminado por una cúpula neobarroca de planta elíptica y a través de una escalera de mármol con zócalo de azulejería valenciana se accede a la planta noble.

La escalera principal, está cubierta por una cúpula de media naranja sobre pechinas, decoradas estas con los escudos nobiliarios de la familia en óleo. Así mismo preside la misma diversos óleos y un tapiz del rey Felipe III.

A las distintas estancias de esta planta se les ha logrado dar ambientes acordes con su función y claramente diferenciados. Así por ejemplo, la capilla es de estilo neogótico; el salón negro presenta muebles sobrios (algunos de estilo castellano y renacentista); el salón de baile es de estilo rococó; el salón verde de estilo imperio, etc.

El mirador es otra de las estancias del palacio que dan al exterior, convirtiendose en una balconada cubierta, sostenida por pilastras. Toda la balconada es de estilo plateresco.

 

 
     
 

 

Se muestran al público en su estado original las dependencias más suntuosas: vestíbulo, escalera y salones de la primera planta. En ellas se pueden admirar, aparte del mobiliario, interesentes colecciones de pintura, grabado, escultura, cerámica, vidrio, bordados, etc., con una cronología entre los siglos XVII y XX. Destacan un conjunto de bargueños, sillerías de variado estilo (renacimiento, rococó, imperio, reina Ana, provenzal, castellano, etc.); importantes obras pictóricas (Sagrada Familia de Pedro Camacho, el Arca de Noé de la Escuela Francesa de Lorena, etc.)

Así mismo guarda una interesante colección de cerámica, principalmente de Manises y Alcora de los siglos XVIII y XIX, etc.

Entre la multitud de lienzos conservados en el palacio destacan varios de tema religioso de los siglos XVII y XVIII.

Mención aparte merece el artesonado del salón negro, con la representación de los escudos heráldicos.

Perteneció a la Sra. Marquesa de Rubalcava (familia Sagredo Bassieres y Heredia) hasta que fue adquirido por el Excmo. Ayuntamiento de Orihuela en el año 1981, con la finalidad de conservar y abrir al público sus "salones nobles" y para darle un uso social y cultural.

Así en 1981, se instala en él la Oficina Municipal de Turismo, en 1982 la Asociación de Fiestas de Moros y Cristianos "Santas Justa y Rufina", en 1986 el Museo Arqueológico y en 1990 el Departamento Municipal de Servicios Sociales. Esto ha supuesto la paulatina rehabilitación de todo el edificio.

Dado su evidente interés arquitectónico, el Palacio de Rubalcava fue incluido en su día en la "Guía Provisional de Arquitectura de Orihuela", editada por la Comisión de Archivo Histórico del Colegio de Arquitectos de Alicante. Actualmente figura en el Catálogo del Plan Especial de Protección del casco Histórico de Orihuela.

 

   
         
   

 

 

HORARIO: Martes a sábado de 10 a 14 h. y de 16 a 19 h.  Domingos y festivos de 10 a 14 h. Gratuito

(Situado en la calle Francisco Die)

 

 


 

 

MANSIÓN DEL BARÓN DE LA LINDE

 

 

Este edificio del siglo XVIII realizado en estilo Barroco pertenece al Barón de la Linde, una de las muchas familias nobles de Orihuela, cuartel general del carlismo de viejo cuño, una más del centenar de casonas solariegas conservadas en Orihuela, perteneció a los marqueses de Rubalcava.

Posee un bello cimborrio barroco que ilumina la escalera por la que se accede a la planta noble, con profusa decoración del mismo.

 

 

   

 

(Situado en la plaza Santa Lucia)

 

 


 

 

PALACIO DEL PORTILLO

 

Palacio en estilo barroco del siglo XVIII-XIX, con clara jerarquización de huecos en su fachada principal, con portada desplazada a la derecha, escasamente ornamentado, únicamente destacar las molduras talladas en la sillería de la portada principal, los frontones curvos y partidos situados sobre los vanos de los balcones y la rejería de forja.

Fue elevado por la Familia del Portillo. Se trata de uno de los palacios en la zona de residencia propia de la nobleza, que fue levantado por un burgués oriolano.

En la actualidad es Sede Social y Principal de la Caja Rural Central. Posee en su interior importante archivo con obras del siglo XVIII.

 

 

 

(Situado en la calle Doctor Sarget)

 

 


 

 

PALACIO DE LA CONDESA DE VIA MANUEL

 

Edificio del siglo XX en estilo modernista. Situado frente a la Catedral de Orihuela. Se trata de un edificio de líneas modernistas dividido en tres alturas, planta baja y dos pisos. Posee una portada modernista que da al patio de acceso al palacio. También introduce elementos propios de la zona como el mirador de madera en la fachada lateral del palacio que da a la Calle mayor. Anteriormente pertenecía a la Condesa de Via Manuel, Grande de España, pero en la actualidad es propiedad de la Marquesa de Rubalcava.

Se trata de un palacio de grandes dimensiones cuya planta se organiza entorno a la escalera situada en un lateral del acceso principal. En la fachada destacan la amplia terraza de la primera planta, situada encima de la puerta de acceso.

 

 


 

 

PALACIO ROCA DE TOGORES Y CERDÁ

 

Edificio de estilo barroco del siglo XVIII. Situado en la zona Palaciega de Orihuela, frente al palacio del Marqués de Rafal, tras el Palacio del Conde De Luna, junto al palacio de los Casinello y frente al desaparecido palacio del Inquisidor. El edificio se encuentra construido sobre otros anteriores, por lo que posee partes de estilos anteriores, pudiendo observarse hasta arcadas de estilo gótico. Destaca el blasón de la fachada y su patio claustrado, así como diversas arcadas góticas. Reproduce el modelo oriolano de palacio de Planta noble y planta superior, con fachada libre de ornamentación a excepción de sus vanos.

 

 

 

 

 


 

 

PALACETE DE LOS MEJÍAS

 

Edificio del siglo XIX de interesante fachada. Fue construido en el año 1844. Se trata de un edifico de dos pisos de estilo eclecticista. En la actualidad es la sede de Aquagest de Levante en la Vega Baja.

El edificio en cuestión es una muestra de la arquitectura Oriolana de finales del siglo XIX de los que quedan muy pocos en la actualidad, distinguiéndose éste por su riqueza ornamental tanto exterior como interior, así como su espectacular fachada que marca la diferencia con las construcciones existentes de esa época.

 

   

 

 

 


 

 

PALACETE DE LOS CONDES DE CHELES

 

Palacete de reducidas dimensiones, situado junto al palacio del Conde de la Granja, de estilo neoclásico, con muy poca fachada pero amplia profundidad. En la entrada posee un pequeño zaguán con arco, imitando las grandes construcciones nobiliarias de la Orihuela del siglo XVIII. Su portada es adintelada, decorada con el escudo de la familia

 

 
   
 
   
 

 

 

 


 

 

PALACETE DE LOS SÓRZANO NÁJERA DE TEJADA

 

Edificio construido entre los siglos XVIII y XIX por el noble riojano Matías Sórzano, quien se instaló en la comarca de la Vega Baja a finales del siglo XVIII. Este hombre se casó en la iglesia oriolana de Santa Justa en el año 1802 con Ángela Adalid. También es conocido este edificio como Palacio del Señorío del Solar de Tejada en Orihuela.

Este edificio de estilo neoclásico fue ampliado en el siglo XIX pues en un principio se trataba de un palacio de dos pisos, pero en el siglo XIX se añadió un tercer piso y quedó oculta la cúpula de la capilla. En su interior presiden bonitos salones, capilla y una planta sótano donde conserva la cocina antigua. En la actualidad su fachada tiene la consideración de Bien de Interés Cultural, por ministerio de la D. A. 1ª de la Ley 16/1985 y D. A. 1ª de la ley 4/1998 de la Comunidad Valenciana.

 

       

 

Este Palacio, erróneamente también denominado "Palacio Romero de Tejada", está ubicado en la calle Doctor Sarget número 4 y actualmente es propiedad de la Fundación Pedrera, una fundación privada, sin ánimo de lucro. La Fundación tiene en el palacio su sede principal y pretende crear un museo en el que se expondrán parte de los fondos de la Fundación que reúnen obras de Goya, Sorolla, anónimos napolitanos, etc. con una cronología desde el gótico hasta el realismo.

El Palacio de Sorzano de Tejada fue restaurado durante los años 1.998 y 1.999, rehabilitando el antiguo edificio, catalogado dentro del Plan General de Ordenación Urbana de Orihuela, y convirtiéndolo en el Colegio Mayor Universitario adscrito a la Universidad Miguel Hernández de Elche.

El inmueble llegó a albergar un restaurante, si bien hoy en día es utilizado como escenario único de encuentros culturales como conciertos de música y exposiciones de arte.

El día 12 de febrero de 2010 la fundación Pedrera dona al Ayuntamiento de Orihuela el Palacete. El pueblo de Orihuela recibe el Palacio de Sórzano y un tesoro en cuadros y obras de arte de manos del empresario Antonio Pedrera. Además del edificio, dona 500 esculturas y pinturas de varios artistas.

 

   

 

Estamos hablando de obras pictóricas que llevan la firma de Pablo Picasso, de Rembrandt, de Joaquín Sorolla, de Pablo Salinas, de Gallego, de Joaquín Agrasot, Renoir o de Fortuny, entre otros muchos. La colección privada se sitúa entre las cinco más importantes de España.

Actualmente es el Museo Fundación Pedrera.

 

 


 

 

PALACIO DE LA BARONESA DE LA LINDE

 

Edificio de estilo neogótico del siglo XIX. Destaca su interesante Fachada de estilo neogótico, única en toda la ciudad de Orihuela, donde se alternan ventanas ojivales con escudos nobiliarios. Su portada reproduce un arco con baquetones de estilo gótico pero carece de ojiva lo que le aproxima a un arco de estilo Tudor o un arco de influencias románicas, siguiendo para ello líneas que utilizaría Gaudí en su producción.

 

 

 
 
         
   

 

 


 

ARQUITECTURA CIVIL

 


 

 

Conjunto Severino Sánchez Ballesta

 

Conjunto de tres edificios de estilo modernista trazados por el arquitecto Severino Ballesta entre los años 1920 y 1930.

Estos tres edificios están situados en la calle Calderón de la Barca y se les conoce cono Casa Javaloy, Casa Ibáñez y Casa Martínez Canales.

   

 

 


 

 

Casa Villaescusa

 

Edificio modernista de los años 1920 de Severino Ballesta, situado en la calle Colón.

Este singular edificio del casco histórico de Orihuela, recientemente restaurado, más conocido popularmente como Galerias Colón, toma su nombre de una antigua superficie comercial que ocupó toda su planta baja durante muchos años, siendo un local de referencia en la moda de la jet-set local.

 

 

 

 


 

 

Casa de San Gregorio

 

Edificio modernista de los años 1920 situado en la calle San Gregorio.

 

 

 

 


 

 

Casa Casinello

 

Edificio modernista del siglo XIX, situado cerca de la biblioteca Nacional Fernando de Loazes.

En la actualidad lo ocupa la Concejalía de Juventud.

 

 

 

 


 

 

Casa Raimundo

 

Edificio Modernista con interesante fachada decorada íntegramente con azulejería de color verde.

 

 

 

 


 

 

Casa Penalva

 

 

 

 

 

 

 


 

 

Centro Cultural Miguel Hernández

 

Antigua sede social y principal de la Caja de Ahorros Ntra. Sra. de Monserrate, actual Caja de Ahorros del Mediterráneo.

En la actualidad este edificio es el centro cultural Miguel Hernández. El edifico se levanta sobre el solar de una antiguo pósito del palacio del Conde de Pinohermoso.

Es un palacio abarrocado con profusa decoración de volutas en los vanos. En su interior conserva un bello artesonado en el salón de actos.

 

 


 

 

Oficina Información y Turismo

La nueva oficina de turismo está instalada en un edificio de principios del siglo pasado, situado en pleno casco histórico de Orihuela, en la plaza Marqués de Rafal. En el proceso de rehabilitación del inmueble se ha sacado a la luz un sistema de tinajas, que formaban parte de la cimentación y que se han convertido en un elemento de especial singularidad de la oficina.

 

 

 

 

 

 

 


 

 

Edificio clínica de los Santos Médicos

 

Edificio realizado en estilo modernista de tres alturas. Tiene planta cuadrada con única fachada que se abre hacia la Calle San Pascual.

 

 

 

 

 

 

 


 

 

Colegio de Jesús y María

 

En la actualidad es el Colegio de la orden agustina de Jesús y María. Fue la sede de los agustinos en la ciudad de Orihuela desde el siglo XIV hasta que fue desamortizado en 1835. En un principio construyeron un edificio gótico que posteriormente fue sustituido por el actual de estilo neoclásico.

El actual edificio data del siglo XVIII, estando en 1750 todavía en construcción. Posee un gran claustro que dá a un gran patio, sobre el que gira todo el edificio. El claustro es de estilo neoclásico, realizado en sillares de piedra.

En el ala norte tiene anexionada la Iglesia de san Agustín, monumental edificio que se convirtió (y todavía es) en la iglesia más grande de la Diócesis de Orihuela, con capacidad para más de mil personas sentadas. La iglesia es de estilo neoclásico. Destaca su presbiterio con retablo de mármoles, así como el órgano con caja del siglo XVII.

La fachada del colegio es de estilo neoclásico reformada en el siglo XIX.

Tras la desamortización, el edificio lo adquiere una familia catalana. En 1885 lo adquiere la orden agustina de Jesús María, para que implantase un colegio en él, cediéndoles el Obispado de Orihuela, la Iglesia para su uso.

El edificio está declarado Bien de Relevancia Local por la ley de Patrimonio Cultural Valenciano.

 

 


 

 

Casa Racionalista

 

El edificio conocido como casa Racionalista, está situado en la plaza Teniente Linares, junto a la desaparecida Casa del Inquisidor.

El actual edificio tiene su origen en el siglo XVIII, como casa señorial barroca, con sucesivas reformas en el siglo XIX y XX respectivamente. Según se aprecian en los planos de obras conservados en el Archivo Municipal de Orihuela tenía una valiosa portada de piedra de cantería en su puerta principal de acceso.

Tras diversas modificaciones en el siglo XIX y primeras décadas del XX, el inmueble fue ampliamente reformado en 1935, transformando sus fachadas en estilo racionalista, siendo el único ejemplo de esta corriente estilística en la Ciudad de Orihuela.

 

 


 

 

Casa Comedias

 

Edificio del siglo XVIII, obra barroca que en la actualidad es la sede de Caritas Interparroquial.

El edificio conserva la fachada de la antigua Casa Carrió.

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

Colegio Andrés Manjón

 

Edificio construido durante la II República para albergar el primer centro educativo público de la ciudad de Orihuela.

Fue construido en estilo neogótico, decorando todos los vanos con motivos góticos y nervios baquetonados que convergen en un florón apuntado. Las puertas son ojivales decorada por arquivoltas baquetonadas. Toda la cornisa del edificio se encuentra decorada por arbotantes con motivos vegetales.

En la zona central hay una pequeña elevación de la cornisa decorada con pináculos y en el centro, entre dos pináculos se haya el escudo de la Segunda República Española con la corona mural.

 

 

 

 


 

 

 

 

 

   _____________________

url:  www.enorihuela.com